diumenge, 19 de setembre de 2010

JÓVENS EXTRAORDINARIS


Ja us he parlat d'ella en alguna altra ocasió. Avui surt al magazine de La Vanguardia, dins l'apartat de Jóvenes Extraordinarios, un reportatge de Nassira el Hadri, d'Ulldecona, que participarà en representació espanyola al Certamen Europeu de Jóves Investigadors que se celebrarà en pocs dies a Lisboa. Un exemple d'esforç i superació. Nassira va estudiar a l'IES Manuel Sales i Ferré i amb el treball de recerca va presentar-se a diversos premis que va acabar guanyant, com el CIRIT, de la Generalitat, convocat per fomentar l'esperit científic del jovent. Aquí us deixo el text publicat avui:

Nassira El Hadri El Yousfi, 20 años, estudiante, fotografiada en Tarragona
Poco podía imaginar la joven Nassira el Hadri el Yousfi que su trabajo de investigación de final de bachillerato, una recopilación de la literatura popular del norte de Marruecos, le daría tantas alegrías. Originaria de Beni Ahmed, llegó con seis años a Ulldecona, un pueblo del sur de Cataluña donde se integró rápidamente. “Mi vida cambió cuando hice el trabajo de investigación. Aproveché para conocer mis orígenes y mi cultura, ya que hasta entonces no había tenido la oportunidad”, relata. Su trabajo ha recogido premios diversos. “El más importante ha sido el primer premio en arte y humanidades del XXII Certamen de Jóvenes Investigadores, otorgado por el Ministerio de Igualdad”, señala orgullosa.

Este reconocimiento es el pasaporte a una convocatoria europea, que se celebra este mes en Lisboa y en la que Nassira será uno de los tres representantes españoles.

Superado el primer curso de Relaciones Laborales en la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona), Nassira ha pasado el verano preparándose para la cita lisboeta –“¡Es todo en inglés!”, suspira–, aunque ha tenido que trabajar en julio y agosto como cajera en un centro comercial. “En mi casa somos cinco hermanos, y con eso facilito la vida a mis padres. Siempre he contado con su apoyo, han confiado en mis posibilidades. Soy musulmana, y me han permitido estudiar y trabajar. Me han dado libertad. No puedo defraudarles. Por eso quiero animar a los jóvenes de origen extranjero como yo a que estudien, a que construyan su propio futuro”, apunta. ¿Y cómo ve el suyo?: “Me gustaría tener mi gestoría, ser abogada laboralista y quizás vivir una temporada en otro país”. De momento, Portugal la espera.